viernes, 22 de enero de 2010

Elogio de un despropósito




Ciencia, música y artes plásticas tienen un punto de encuentro en esta innovadora partitura que tiene como protagonista a una compositora-científica (soprano) que vive una profunda tensión entre el amor que siente por su compañero (barítono) y su pasión investigadora, convencida de que existe un mundo más grande para explorar del que conocemos. "Esa relación de pareja sufre un vuelco cuando, tras una fuerte discusión, ella decide emprender un hipotético viaje a la deformada quinta dimensión del modelo Randall-Sundrun del espacio-tiempo. A partir de ese momento, el espacio y la energía que experimentará la soprano dependerá de su posición en esta nueva dimensión", explica el compositor. "En este viaje los dos protagonistas viven diferentes experiencias de la realidad, ella moviéndose libremente en un hiperespacio de cinco dimensiones, mientras su pareja sigue aferrada a nuestro espacio-tiempo conocido".

(...) uno de los grandes hitos de la música contemporánea europea en este siglo XXI (...)




Pues apaga y vámonos.




 (Fuentes: elpais.com, blog.trito.es)



2 comentarios:

  1. Hoy en día hasta los músicos hacéis ciencia eh! Jajajaj

    ResponderEliminar